La toma de decisiones y la protección de tu empresa

Si algo preocupa a los empresarios en el mismo grado que conocen su valor e importancia, es la toma de decisiones. La civilización depende de la toma de decisiones y nuestra vida como seres humanos se desarrolla de forma binaria, entre el 1 del «sí» y el 0 del «no», con el agravante endémico de este sistema de que no hay medias tintas, de ahí nace el acierto y el error.


Es tradición en nuestro país, penalizar el error con dureza, es un tema cultural y va a ser difícil de reconducir aunque se están poniendo mimbres para ello desde la conciencia de lo complejo que es un cambio de esa envergadura.

Lo que llama muchísimo la atención es que siendo tan ácidos con el error, seamos escasamente previsores, dos aspectos como agua y aceite, ya que querer evitar el primero pasa, irrenunciablemente, por la correcta y
firme gestión del segundo.

Según últimos estudios, el 60% de las PYME en nuestro país sufren ciberataques.

Con esta premisa, podríamos acabar esta entrada y dejaros su reflexión como inducción a comprensión. Sin embargo, también nos cuesta reflexionar por falta de tiempo y acomodar nuevas ideas a nuestras empresas y modelos de negocio, por ese miedo al desconocimiento.

De ahí el valor y significado que siempre damos a contar con el apoyo y
acompañamiento de un asesor externo experto
.

También somos un país intenso y escandaloso hacia las acciones contraproducentes para nuestra empresa, como es lógico, pero prácticamente siempre una vez que han sucedido. Y este hecho, una vez más, debería hacernos reflexionar.

Pongamos un ejemplo: ¿cuántos empresarios conocéis que os habrán contado la odisea que sufrieron cuando su servidor murió y no tenían copias de seguridad?

Si analizáis con calma la mayoría de esas situaciones, vemos que dichos
empresarios enumeran una ristra de razones con tintes de excusa por las cuales sufrieron ese colapso y en poquísimas o ninguna de esas ocasiones, perciben que ellos, como responsables del negocio, deberían contar con un servicio de mantenimiento con carácter preventivo.

¿Y de dónde viene esa especie de «ruleta rusa» con la información de la empresa? Podemos citar que una de las principales razones es la falta de comprensión sobre el sentido de un contrato de mantenimiento.

Muchos la ven como un gasto, otros la ven como algo innecesario ya que para ellos, «los problemas se solucionan cuando pasan», y otros sienten que es un «sacadineros» apoyándose en alguna experiencia, oída de pasada, de
alguien a quien no le dio resultado tenerlo.

Este escenario muy común y recurrente engloba un riesgo extremo y es que las razones de no contratar un servicio de mantenimiento parten, por regla general, de la falta de conocimiento sobre las necesidades de la empresa en este campo, lo que afecta de forma directa e intensa a la toma de decisiones por parte de quien es responsable de ellas.

Es por ello que hay que cambiar la cultura de comprensión sobre su necesidad.

En esa misma línea y como asesores externos expertos, os trasladamos unos puntos clave de valor en relación a los contratos de mantenimiento.

Recordemos que su sentido no es el dinero ni que sea o deje de ser una
moda, sino la protección de la información de vuestras empresas y de los profesionales que la forman.

Veamos algunos tips de necesidad que os canalizamos desde nuestra empresa:

1.- NECESIDAD

Tenéis una necesidad diaria e ineludible de tener equipos informáticos en buenas condiciones y funcionando. En este sentido, la rapidez con la que
atendamos un quebranto en vuestros equipos es vital para que vuestra empresa no se detenga.

2.- TIEMPO

Ponemos el foco en el tiempo de reparación de los equipos para que el trastorno sea el menor posible, conscientes de la necesidad del día. Y como valor añadido y diferencial, os ofrecemos un servicio de segunda vida que podéis consultar aquí.

3.- GARANTÍA

¿Quién no conoce el periodo de garantía? Estamos a vuestra disposición para comentarlo más allá de lo que nosotros os ofrecemos de base, porque al evaluar de inicio vuestras instalaciones, estos condicionantes pueden variar y una de nuestras premisas es atender y entender qué tenéis y construir una relación profesional a partir de ello.

4.- COPIAS DE SEGURIDAD

Copias de seguridad (backup) al nivel que, entre ambos y por consenso, sea considerado adecuado. Estamos entrando en 2022 y la falta de conciencia que muchas PYMEs tienen todavía por las copias de seguridad, dibujan el escenario que confirma los datos de ciberataques citados en el inicio de esta entrada.

Aunque no debería ser así, hay que seguir creando cultura de empresa relativa a las copias de seguridad porque vuestra información es uno de los activos de valor de vuestra empresa.

5.- INCIDENCIAS

Con ello, se reduce el número de incidencias ya que estamos pendientes de vuestras estructuras informáticas y equipos con objeto de ser preventivos y, si se puede, hasta predictivos.

Como podéis percibir, tener un contrato de mantenimiento no se acerca a ninguna de las opiniones peyorativas de quienes, por por desconocimiento o miedo, no cuentan con ello.

Hemos dicho que el desconocimiento no es argumento para dejar de cumplir con lo que nuestras empresas necesitan para consolidarse y ser sostenibles.

Como empresarios, vivimos en un ecosistema digital creciente y que no deja de fluir y como decía Darwin, no sobreviviremos por ser más fuertes sino por adaptarnos al entorno.

De ahí la importancia de contar con un contrato de mantenimiento que os permita adaptaros sin problema a los cambios del ecosistema.

Estamos a vuestra disposición. Contactadnos aquí y contadnos cuál es vuestro caso.