Segunda vida

Dicen que «año nuevo, vida nueva», sin embargo, nadie cuenta con una «segunda vida». Obviamente estamos hablando de dispositivos tecnológicos y la gran puerta que se nos abre, como empresas, en este sentido.

Por ello, en este post queremos hablar de un recurso cada día más solicitado, se trata de los equipos reacondicionados.

Son ordenadores de sobremesa, portátiles, monitores, tablets, etc…, procedentes de renting, leasing, reajustes de recursos en banca u otras grandes corporaciones.

Pero, ¿por qué incluirlos entre las posibles opciones a la hora de renovar o ampliar nuestros sistemas informáticos?.

Los motivos son varios:

– Son equipos con poco uso y relativamente modernos, perfectamente aptos para infinidad de aplicaciones.

– Con su compra y puesta en funcionamiento se reduce el volumen de residuos informáticos que suponen un problema medioambiental.

– Son equipos reacondicionados y revisados que funcionan correctamente.

– Estamos hablando de equipos que incorporan las últimas versiones de sistemas operativos y con un hardware actualizado que en muchos casos incluyen discos SSD y cantidades de memoria instalada superiores a la de equipos estándar.

– Disponen de garantía o cobertura ampliada equiparable a la de equipos nuevos.

– Además de las ventajas mencionadas, se añade un considerable ahorro a la hora de plantear nuevas instalaciones o ampliación de las mismas.

En definitiva, unimos el cuidado del medio ambiente, el reciclaje y una reducción importante de costes, hechos que este 2021 van a tener gran consideración en la comunicación de las empresas y en su forma de comportarse.

Es una opción disponible que vale mucho la pena tener en cuenta.